Breve poema del Gato

Cuando nieva siempre hay gatos sobre el blanco de las tejas. 

Siempre un dibujo perfecto su silueta en el tejado.

Por ser tan bello, tan literario y tan esquivo,

paga a menudo por unas culpas que no son suyas.

Y casi nadie repara en cuánto sufren -tantas y tantas veces- en su herida prestancia, su galana altivez quebrada,

los gatos.

(Adaptación de Animalario 9, Animalario de Pilar Monedero)

7 pensamientos en “Breve poema del Gato

  1. Qué gran porte que manejan y con cierto estilo y orgullo aunque estén en el inframundo de las calles desnudas, ellos conservan su elegancia y saben que este mundo no es para tomarlo a broma ni andarse con peloteos al ser humano. Primero ellos y luego los demás, y así es la vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s