Prisioneros

Nada peor que estar preso sin conocer la condena.

La longitud de los días que se deslizan sin más, lentos cual procesionarias,

tan iguales como ellas.

Ser serpiente de terrario

o pez en una pecera

-obsesa, cautiva víctima en su cárcel de cristal-.

O mujer en una casa

con una fiera en la puerta,

tan pendiente de su miedo

que se le olvida la vida.

Pilar Monedero-Fleming (Animalario, nº 5)

21 pensamientos en “Prisioneros

  1. Recurrente condena, y muy actual. Lo vemos a diario en personas humanas y no humanas, prisioneras físicas y emocionales, condenadas por la ignorancia y la ceguera de sus verdugos.

    Gracias por tus palabras! Inspiran…

  2. hola prinxexita mxa pixioxa te dejo mis huellitas con todo mi amor cariño y sabes que te kiero mxo y te mando miles d abrxs bxs y no olvds seguir ami amorcito corazón de hombre @jorliko es sensible y romántico es muy lindo jejeje y un tip es solterito jijii bueno chao chao tkm

  3. Precioso!!! Plasmado un problema con toda su dureza y esa dulzura que le transmites a todo lo que escribes ,gracias

  4. Esta magnífica escritora me ha sorprendido una vez más con esta poesía dedicada al cautiverio físico y/o psíquico, tanto de personas como de animales. Realmente un deleite para los sentidos, a pesar del tema escogido.

  5. Buenísimo. Me recuerda un poco la idea que rodea “El Proceso” de Kafka, pero con un toque diferente. Felicitaciones.

  6. Descripcion fenomenal de una cruda realidad como es vivir con miedo, con incertidumbre y desconcierto de saber que pasara cuando la puerta se abra, que sentiras cuando los miedos afloren una vez mas y como cada dia, un pensar, de donde saldran las fuerzas,,,hoy,… Un abrazo y felicidades por estas escrituras.

  7. Sintética y con escuetas y precisas las imágenes consigues expresar sutilmente la eternidad y dureza del encarcelamiento conscientemente involuntario. ¡Muy bien!

  8. Si, hay algo peor: Ser preso sin saber por qué.., entonces es doble condena y esta se convierte en jaula interna.
    El preso consciente de su riesgo, por su pensamiento y acción; si, puede ser encerrado…pero jamás encarcelado.
    Las cárceles están “llenas de libres.. las ciudades de condenados”

  9. Me encanta que hayas escrito sobre esto. Creo que todas y todos nosotros estamos presos sin saber por qué. Sin haber hecho nada. Pero hay algo todavía pero que estar preso sin saber por qué, estar preso y pensar que eres libre. Entonces se pierde toda capacidad de búsqueda de la libertad.
    No somos libres, estamos sometidos y debemos darnos cuenta.

    Un abrazo enorme. Me encantó tu escrito, como siempre.

  10. Sabes trasmitir tan bien los sentimientos y sensaciones que todavía tengo la piel de gallina, además…Lo bueno si breve…
    Un fuerte abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s