BIBLIOTECA PERSONAL: FRÁGILES COMO ROSAS ANFIBIAS… Pilar Monedero-Fleming

                                   Se puede hacer mucho daño con las palabras, especialmente a personas frágiles como rosas anfibias, con autoestimas  en formación o  mal formadas, propicias a ser heridas.

La percepción de sí mismas es en ellas delicada e inestable. Susceptibles e inseguras se miran mucho –demasiado- en la opinión ajena.

Y la opinión ajena es a menudo un espejo deformante, como los descritos por Valle-Inclán.

Existe una opinión social. Unos modelos, no sólo aceptados, sino considerados deseables. Que devienen en metas, objetivos para niñas y muchachas más frágiles e sensibles y vulnerables.

Así, se obsesionan con auto moldearse a cualquier precio para caber dentro de los modelos propuestos. Eso pasa a ser el centro de su existencia anulando todo lo demás, reduciendo su vida a los límites de la propia apariencia como objetivo devastador. Estación de partida hacia los trastornos alimentarios: anorexia, bulimia.

La presión social es fuerte, pero mucho peor es la presión del entorno. Más poderoso cuanto más próximo.

                                                                                     Hace más daño una frase desafortunada: << ¿has engordado!>> o <<qué guapa te veo; tan delgadita>>, dicha por alguien cercano, que cien desfiles de modelos esqueléticas.

Quienes hacen esos comentarios, bienintencionados o no tanto, los suelen olvidar de inmediato; no así el objeto de la observación, que le dará mil vueltas en el magín a la opinión expresada por la madre, el amigo o la vecina, para, al fin y a la postre, encontrarse fatal: si le han dicho gorda, malo, si delgadita, malo también. En ambos casos la frágil autoestima interioriza, bien que ha fallado no respondiendo a lo que se espera de ella –está gorda-, bien que debe conservar su alabada condición –la delgadez- a cualquier precio. En los dos supuestos desembocará en lo mismo: fingida inapetencia, vómitos en el lavabo, obsesión por la báscula y locura ante los espejos.


Los trastornos alimentarios, enfermedades graves y en muchos casos con resultado de muerte, son una epidemia social cuyo número de afectados crece en progresión alarmante. Como en todo, lo mejor es la prevención. Y quizá a veces consista en algo tan sencillo como hablar –o no hablar- con la suficiente sensibilidad a quienes son <<frágiles>>.

Y, casi siempre, estas intocables rosas anfibias, son mujeres.

Pilar Monedero-Fleming @MonederoFleming

22 pensamientos en “BIBLIOTECA PERSONAL: FRÁGILES COMO ROSAS ANFIBIAS… Pilar Monedero-Fleming

  1. ¿Qué puedo decir que no haya dicho de esta gran persona y escritora?. Otra vez ha conseguido exponer de forma genial una problemática social tan delicada y descarnada como esta. No obstante, manifestar que los comentarios desfavorables sobre otras personas los suelen hacer los que más carencias tienen en todos los sentidos. Felicidades de verdad y ojalá que sirva para que el sentido común vuelva a alojarse en el interior de alguno/a.

    • Gracias, Marcelino, por tus comentarios rebosantes de sentido común; que según dicen es el menos común de los sentidos, y que sabes aprecio en lo que valen: muchísimo.

  2. Has expuesto de una forma genial el problema social que sufren mucha personas en la mayoría mujeres, cada vez me doy mas cuenta que aparte de escritora tienes un corazón que no te cabe en un puño y sabes llegar a las personas con un toque sutil pero bien hallado. Te felicito, eres muy grande :)

  3. Una problemática social, que has enfocado muy bien, cierto lo que comunicas, aumenta en progresión alarmante y puede prevenirse con diálogo y mucha sensibilidad, la que nos regalas en lo bello que escribes. Muchas gracias, ¡¡felicitaciones!!

  4. Se critica siempre al mundo de la moda como responsable de los desórdenes alimenticios que afectan cada vez a más y más personas, como si se quisiera eximir de culpa a la sociedad yconcretamente al entorno más cercano, que como muy bien has expresado en tu post, es tan responsable – o más -de esta lacra como el superficial mundo de la pasarela,los medios de comunicación,etc,etc.
    Bss!

    • Es evidente, Gen, que, como yo, has reflexionado sobre un tema que se cobra tantas víctimas silenciosas, tantas frágiles rosas anfibias… Y en las que las palabras de las personas más próximas funcionan como eficientes hachas de verdugo.

  5. Muy cierto…se puede decir más alto pero no más claro.Hay k enseñar a nuestros pequeños a respetar cualquier forma, tamaño o color…son parte d esta gran variedad q hace a cada ser humano único e irrepetible…k la belleza exterior (en cualquiera d sus variedades) es un instante efímero…k la belleza no reside en una determinada talla, sino en los ojos de quién mira..y k gracias a dios, tenemos la gran suerte d ser diferentes y variados pues en eso reside ser la parte racional d la vida y no en ser una colección repetitiva d cromos …
    Como siempre t digo nena: precioso y espectacular tú forma d narrar cualquier tema.Llega alto y claro…felicidades y mil besos

    • Ángeles, tu comentario es un derroche de claridad, alegría de vivir y colorido. Como tú misma, que nos haces a quienes tenemos la suerte de conocerte, la vida más alegre y bonita.

  6. Me ha encantado. Es un relato amargo y real (creo) Yo he pasado por la etapa en la cuál me afectaban mucho los comentarios ajenos. Ahora ya soy más fuerte y ánimo a todas y a todos que vivan la vida y se acepten tal y como son.

  7. Para eso, Esmeralda, hay que alcanzar un grado de madurez que no siempre es cuestión de edad. Hay quienes nunca superan ese estadio de dependencia malsana de la opinión ajena, por lo que viven esclavos intentando adaptarse al molde que ellos mismos han creado, más que por su afán de agradar, en un miedo patológico a la crítica.
    Gracias, amiga, por tu comentario.

  8. tu dices esto; Y quizá a veces consista en algo tan sencillo como hablar –o no hablar- con la suficiente sensibilidad a quienes son <>.
    y yo digo esto; Cuando alguien se siente escuchado, puede sentir la presencia y la atención de quien “escucha” y recibe una intensa fuerza emocional, que le permite una clara respuesta en su proceso.

  9. Querida Pilar, creo que todos cargamos con esa fragilidad desde que nacemos, que no es propia de unos pocos. Según van creciendo los años, la fragilidad se reviste de su propia coraza. La vida es un recorrido en donde debemos aprender a reconocer sus enseñanzas.

  10. Deberían grabar tu comentario en un lugar visible, curaría muchos complejos. Aunque muchas veces el mal procede de pareceres no siempre bienintencionados expresados por una individua del mismo sexo.
    Agradezco esta tu primera (espero no la última) participación en este foro de opiniones.

  11. Excelente y aguda reflexión sobre un problema tan íntimo y a veces imperceptible que exige de la conjunción de voces en grito de denuncia hasta hacer un clamor social que sea capaz de cambiar la tendencia dominante de acoso a la imagen femenina. Gracias por compartir.

  12. “Y, casi siempre, estas intocables rosas anfibias, son mujeres”………………..Que bonito!!……….Pocas personas tienen la suficiente sensibilidad para darse cuenta de problemas tan delicados que aquejan a nuestro planeta, y hay que recalcar el gran valor que aportan estas lecturas que con gran sabiduría has logrado plasmar mi estimada escritora Pilar, muchas gracias por tu aportes diarios para tratar de lograr que el mundo reflexione sobre estos temas y otros de igual relevancia como es el de preocuparse por la triste situación que padecen injustamente a manos del hombre: los animalitos y la naturaleza incapaces de defenderse solos y peor aun sin haber hecho ningún mal con el único pecado de ser criaturas llenas de nobleza y con un inocente deseo de quedar bien con el hombre, a cambio muchas veces de maltrato… sigue adelante Pilar me encanto este blog, ojala muchas personas siguieran tu ejemplo de lucha contra las cosas injustas y estoy seguro que la situación seria diferente en el mundo….muchos saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s