Archivo | noviembre 2012

te quise tanto

Te quise, te quise tanto.

 

Cuando morías a solas,

entregándote a lo oscuro

por el triste yo intubado

en una camilla blanca.

 

Que alguna vez en la vida,

a través de este disperso

y vacuo tejido inútil que me desborda   

-ya sabes-,

espero llegue el momento

para entregar a quien deba

lo que dejaste en su día

a mi custodia.

Pilar Monedero-Fleming

@MonederoFleming

Anuncios

EL TANGO DE MERCEDES

Pilar Monedero-Fleming

@MonederoFleming

 

De batalla en batalla

se desangraba y más.

 

De canalla en canalla

iba “desopilá”.

 

El tango de Mercedes,

vida breve,

sin cortes de salón.

 

El tango de Mercedes,

un diamante

de vidrios de farol.

 

Arrastra cuatro criaturas,

la quinta viene ya.

Y no hay hombre a su lado:

Sólo saben pegar.

 

El tango de Mercedes,

vida breve,                                                                                                    

sin cortes de salón.

 

El tango de Mercedes,

un diamante

de vidrios de farol.

 

De esta vida lo amargo

sólo fue a saborear,

entre insultos y golpes

ella aprendió a bailar.

 

El tango de Mercedes.

vida breve,

sin cortes de salón.

 

El tango de Mercedes

un diamante

de vidrios de farol

 

Con las cinco criaturas

vive en un callejón

prefiriendo estrechuras

al bestial bofetón.

El tango de Mercedes,

vida breve,

sin cortes de salón.

 

El tango de Mercedes,

un diamante

de vidrios de farol.

CASI TREINTA DÍAS @MonederoFleming

lCASI TREINTA DÍAS

Casi treinta días

y apura sus horas

de oportunidades

entre la basura.

Casi treinta días

de mirar las cosas

con ojos inciertos.

Casi treinta días.

Y su madre ha sido

su único mundo

-un pobre cobijo-

aunque ya no esté.

Y el llanto, el lenguaje común:

lloraban los dos,

y luego el crujido triste de la bolsa.

No tener la culpa

todavía

de nada.

Casi treinta días

de pura belleza.

Resplandor inmenso

-diamante rosado-

del recién nacido

que hoy han rescatado

de entre la basura.