Archivo | enero 2013

SELF SERVICE -Mürren-

cuervos1

Pilar Monedero-Fleming @MonederoFleming

El vaso de plástico del café con leche

es el pasaporte hacia la terraza

donde están los cuervos, pidiendo pitanza,

mientras los turistas con gafas oscuras

ignoran su súplica.

Las aves se vengan

con sus excrementos en la balaustrada.

La mala conciencia de otro cigarrillo

no impide al que fuma aspirar el sol

junto con el humo.

Los cuervos insisten,

no se desaniman.

Están habituados a la indiferencia,

a su mala prensa

-banal menosprecio del negro, brillante plumaje.

Los dueños del vuelo de los parapentes

-Blanco, Azul y Rojo-,

rezan a las sedas, columpios del aire.

frágil bovedilla de sus oraciones,

dulce planear entre bosque y nieves.

Envidio su vuelo, como el de los cuervos,

admiro la belleza de esas aves

menospreciada y digna

como la de niños africanos de vientre combado por el hambre

y ojos inmensos.

20050731_1710558g-Foto-de-Archivo

Un inmenso cansancio – Pilar Monedero-Fleming @Monedero-Fleming

soledad descarga

Cargada estoy de deudas.

Mi periplo es eterno.

Entre la muchedumbre de pesadas rutinas

mis pasos sigilosos se revelan inermes

ante una silenciosa invasión de recuerdos.

Los amigos que tengo

-que son como regalos

de la diosa inconstante que rige nuestros días-

empiezan a estar hartos de mi mente dispersa

entre la hiperactiva turbamulta que invade

mis velas y mis sueños.

Ya no sé que decirles,

no puedo hablar con nadie.

Yo,

que tanto sabía,

los idiomas me fallan…

Solamente mi perra comprende mi lenguaje

y se encoge con miedo arrimada a mi sombra.

soledad[1]