Desahucios- La Herida

Pilar Monedero-Fleming @MonederoFleming

USPS99STA048

La herida abierta late y late acompasada con su corazón.

No puede mirar a sus hijas

ni mentirles con juguetes o con cuentos inventados.

tristeza niño 2010-09-10-a-las-152215

No puede dormir esas noches infernales

que preceden al desahucio.

princess-barbie

Las Barbies la contemplan desde una estantería,

testigos de tiempos buenos

sin el furor de los bancos.

Ella puso su dinero, pidió, vino, llegó y trajo.

Y los mismos usureros

dieron, prometieron, dijeron que su trabajo…

Ahora hay dos camitas blancas suspensas sobre la calle

y esa herida que ella tiene

que nadie ve,

pero late.

13 pensamientos en “Desahucios- La Herida

  1. ¡Bello relato que expresa el sentimiento a una triste realidad!¡Gracias por compartirlo Pilar!
    @vallejosjose

  2. Y Dios creó el dinero, o eso creen todos. Incluso los que no creen en Dios. Parece algo tan natural como los rayos. Y como estos fulminan. Así, porque sí.
    Ya no tienes dinero, pues entonces has dejado de pertenecer a la raza humana y no tienes derecho ni a un techo ni a comer.
    Los que lo controlan, el dinero, tejen sus normas, colocan gobiernos, democráticos o no, y se preocupan básicamente de que no se nos ocurra preguntarnos porqué unos pocos deciden la existencia de tantos.
    Mientras, los tantos, lo único que hacen es rezar al dios dinero para que no les toque a ellos; me incluyo. De esos tantos sólo unos pocos luchan, david contra goliat, para intentar que unas niñas no se queden sin cama, sin comida. Pero sobre todo luchan para que tengamos muy claro que ese padre es el digno y que el indigno, indigno de llamarse a sí mismo ser vivo, es el que lo apuesto en la calle.
    Entenderemos, alguna vez, que si todos siguieramos con nuestro queacer o saber las necesecidades particulares de cada uno, sus gustos no inducidos, serán satisfechas por todos y, por ende, el dinero sería prescindible , obviamente también los que lo controlan. Si el poder fuera horizontal, es decir, el control fuera de todos, no permitiríamos que nadie se quedara sin techo; ni aquí ni en Singapur.

    Me he sentido en la piel de esa madre o padre. Gracias, Pilar.

  3. Bonito poema, Pilar.

    Nadie esperaba esta debacle, desde luego, pero mucho menos los que en un momento dado fueron felices pensando que se compraban una casa y ya tenían un lugar para vivir y luego, entre el paro, la burbuja inmobiliaria, la avaricia de los bancos (que luego no pagan la comunidad de vecinos, qué morro!!!) se ven en la calle, en comedores sociales, rebuscando entre la basura…

    ¿Qué ha pasado con ese país emergente que se iba a comer Europa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s