Archivo de etiquetas| almas

Cristales Opacos

Pilar Monedero

@MonederoFleming                                         imagen espejomami2

Sin saberlo,

sin quererlo,

nos convertimos a veces

en cristales

-tristes, opacos cristales-

que a duras penas reflejan

la vida que existe fuera

como si fuese pintada.

Trampantojo de la mente.

Dejando entrever apenas

aquello que espera adentro

de nuestras almas:

un núcleo de ferroníquel                                              cristales

pesado como la muerte

donde todo queda inmóvil.

CON CABALLOS SALVAJES @MonederoFleming

 

                               Yo me baño en cascadas.                            

Vivo en bosques inmensos

celebrando los días.

Allá queden los otros

con sus glorias vicarias,

persiguiendo la estela de un avión errabundo

y exponiendo caretas

que resuenan vacías.

(Son los falsos vampiros

y yo sé que lo saben.)

Allá queden sus cuerpos

mutilados, sin alas.

Yo, gongóricamente,

al calor de mi fuego

escribiendo, viviendo, caminando y volando.

Descubriendo de nuevo

olvidados parajes.

Recuperando almas que pensé no existían

pero están a mi lado, y ya no esperan,

claman,

pues llegó su momento.                                                       

Y mi universo entero se da cuenta

y estalla

destrozando los muros que forjaron titanes

deshaciendo las puertas

construyendo balcones

en grietas ojivales.

Fulminando la Torre

que ya no necesito,

pues el cíclope ciego se debate en lo oscuro,

tantea y no me halla

y llora un llanto negro.

 

 

Palabras de las madres que tuve para la hija que nunca tendré

No permitas           

que te digan

cómo eres

los espejos.

Menosprecia los halagos

de los compradores de almas.

Pisa fuerte sobre el musgo

y también

en los desiertos.

Para conquistar tu mundo,

si quieres, tienes la llave:

el velo de Isis existe sólo para que lo apartes 

y descubras

que lo cierto

          casi nunca es evidente.

Que es posible lo imposible,

            que el misterio es una farsa

            y el poder es un veneno.

Pilar Monedero-Fleming   @MonederoFleming