Archivo de etiquetas| blanca

te quise tanto

Te quise, te quise tanto.

 

Cuando morías a solas,

entregándote a lo oscuro

por el triste yo intubado

en una camilla blanca.

 

Que alguna vez en la vida,

a través de este disperso

y vacuo tejido inútil que me desborda   

-ya sabes-,

espero llegue el momento

para entregar a quien deba

lo que dejaste en su día

a mi custodia.

Pilar Monedero-Fleming

@MonederoFleming

Anuncios

Mis madres muertas


A MIS TRES MADRES: MIS DOS MADRES HUMANAS, PILAR Y TATI, Y MI MADRE GATA, “PISPA”.

Pilar, que fue madre cuando todo el mundo le decía que era imposible.

Tati, chica ye-yé que sobrevivió dignamente al franquismo llevándonos pegados a su minifalda a mi hermanejo y a mí.

Pispa, que dio la vida por mi, como sólo ella y yo sabemos.

Como para muchos, tu vuelo fue corto
al otro lado
del caos.
Control, disciplina al cien por cien.
¿A qué órdenes obedecías
si tú eras la abeja reina
y el espliego y el planeta
te obedecerían a ti?

Te quise, te quise tanto cuando morías a solas.
Entregándote a lo oscuro
por el triste yo intubado en una camilla blanca.
Y, alguna vez en la vida,
a través de este disperso y vacuo tejido inútil
que me desborda,
-ya sabes-,
espero llegue el momento para entregar a quien deba
lo que en su día a mi custodia dejaste,

mi princesa.

(Adaptación de El Tiempo de la Ninfa, poemario Doble Cristal de Pilar Monedero)