Archivo de etiquetas| nata

ANCIANA CON GABARDINA, ARLÉS

Las sortijas bailan en sus dedos temblorosos

mas los nudillos hinchados les impiden escapar

fuera de las manos sarmentosas, consumidas.

La montura arlequinada de sus gafas un día fue la última moda,

eran buenos tiempos y ella no quiere cambiar:

se ve como antes, a los dieciocho.

El yogur con cereales matutino presta buena conciencia alimentaria que le dura a la anciana todo el día

y por eso ya no cuentan

las pequeñas infracciones: mantequilla en los cruasanes y el chocolate con nata.

Huyendo de los tristes andadores

que huelen a claudicación maldita,

se refugia en el bastón o se apoya en el brazo de una amiga.

Omnipresente el paraguas, junto al bolso, acecha las gotas gruesas de la nube más cargada.

-Para la bruma, un pañuelo de cabeza o un sombrerito impermeable-.

Es necesario escoger una a una las naranjas en el mercado,

son caras

y vienen desde muy lejos.

La sopa de pollo al anochecer conforta

como el sillón resobado y la rutina de las voces estridentes que surgen del altavoz

del televisor que reina en el salón de la anciana.

Pilar Monedero-Fleming

@MonederoFleming

CAFFÈ JULIA (Berna, Suiza)


Espolvorea chocolate

sobre la nube tierna de la nata.

El capuccino invita a confidencias

ocultas

entre las brumas

del humo del cigarrillo.

Cristalino el remover de cucharillas en las tazas.

El camarero indio

traza con la bandeja de aluminio                                                        

invisibles elipses en el aire.

Entrechocar de platos y de tazas.

El té requiere su leve ceremonia

y quema entre los labios brevemente.

Crujidos de papel

-involuntarios-.

Desde los diarios abiertos

claman grandes titulares,

las fotos de un mundo horrible.

Pero aquí todo es tranquilo

y las voces, moduladas.

El pensamiento se escapa

hacia playas y hacia prados,

o se duerme

en la ignorancia consciente

mecido en dulce rutina.

Pilar Monedero-Fleming @MonederoFleming